Postdata con David de María

Por Pedro de la Hoz (fragmentos)

de_maria_buena_feNo es común que alguien que se mueva en el competitivo mundillo de las estrellas del pop se distancie de las poses del divismo. Tampoco es común que no solo acoja de  buen grado sino comparta los valores con colegas en un escenario donde estos últimos ostenten un legítimo protagonismo. Estas virtudes favorecieron la corriente de simpatía establecida por el español David de María con el público cubano y con sus anfitriones en el teatro Karl Marx, el dúo Buena Fe. De modo que De María descubrió a Cuba y esta descubrió a De María en la jornada previa a la inauguración de Cubadisco 2013. El compositor y cantante español llegó a La Habana gracias a la estrecha colaboración de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) con el más importante festival de la música cubana. Sin embargo De María no sospechaba que su disco Postdata había sido nominado al Premio Internacional Cubadisco. Y menos aún que por decisión del Comité del Premio el fonograma mereciera uno de esos codiciados lauros.

Lo que más le llamó la atención del reconocimiento es que no se concede, como sucede en otros países, sobre la base del mérito comercial, sino a partir de logros artísticos. “Es un disco que me hizo una gran ilusión –confesó-, porque lo armé con canciones mías que otros han hecho suyas y por tanto no se conocían suficientemente en mi voz. A los que me han aceptado como compositor les agradezco su confianza”. Precisamente el plato fuerte del concierto del Karl Marx fueron los temas de Postdata, en los cuales el público pudo hallar un lenguaje que en más de un momento se desmarca de los tópicos del pop. Esto se debe en buena medida a la asimilación de diversas influencias, en un abanico que recorre desde los clásicos The Beatles, Queen  y Pink Floyd hasta lo más interesante del pop/rock español que le precedió y que simboliza con el nombre del grupo El Último de la Fila, sin obviar los aires y giros procedentes del flamenco, complejo musical al que rinde homenaje con su nombre artístico.

“Sí, porque mi nombre es David Jiménez Pinteño y nací en Jerez dela Frontera, en pleno corazón de la tradición flamenca. Y como se sabe, los artistas de ese género acostumbran a acompañar su nombre con el de la madre, y yo soy hijo de María”.

En cuanto a los resultados de Postdata, David explicó: “Lo he estado promoviendo desde que salió al mercado hace año y medio por mi disquera, la Warner. Ha tenido una buena recepción, sobre todo luego que presento sus temas en vivo en conciertos que todavía no han concluido”.  Como compositor ha contado con intérpretes que cabalgan en la cresta de la ola dela popularidad, entre los que se cuentan David Bisbal, Malú, Pastora Soler y Los Caños. En cuanto a su proyección personal ha grabado desde 1997 ocho álbumes de estudio. Antes de Postdata obtuvo un notable éxito con Relojes de arena, para la crítica su disco con mayor calidad en cuanto a sonoridad, y con letras que denuncian que, en sus propias palabras cómo "todo va demasiado de prisa, nos cansamos muy pronto de las cosas que ayer nos ilusionaban…".

 
Violinada Gigante en Cubadisco 2013
violinadaEl violinista cubano Alfredo Muñoz, elegido presidente de honor del certamen, destacó la realización de una gala especial con medio centenar de intérpretes de este versátil instrumento. La feria comercial Cubadisco 2013 homenajeará tanto a los grandes concertistas como a los héroes anónimos del violín, sin cuyo aporte el todo sinfónico fracasaría. El violinista cubano Alfredo Muñoz, elegido presidente de honor del certamen, destacó la realización de una gala especial con medio centenar de intérpretes de este versátil instrumento. «El violín tiene muchas facetas: mariachi, gitano, jazzista, charanguero y sinfónico: no pretendemos ceñirlo solo al smoking del concertista, sino de todas sus posibilidades y rostros», aseguró. Para Muñoz, la «violinada gigante» prevista para la gala inicial del Cubadisco simbolizará «el relevo generacional que garantice la continuidad en la defensa de este instrumento», concluyó. El ecuatoriano Jorge Saade estrenará en Cuba el primer concierto compuesto en su país para violín, de Jorge Oviedo, lo cual consideró un honor y un desafío, por tratarse de la cuna de José White.

«El violín es un instrumento fascinante, tiene forma de mujer, y como las mujeres, cuando se te mete dentro es imposible sacarlo», bromeó Saade, máximo coordinador cultural de Guayaquil. El Cubadisco 2013 tendrá a Ecuador como país invitado de honor, y redoblará en esta edición su carácter comercial, sin descuidar los debates teóricos respecto al desarrollo de la discografía.